The Clash, “la única banda que importa”


The Clash: Joe Strummer, Paul Simonon, Topper Headon y Mick Jones.

The Clash: Joe Strummer, Paul Simonon, Topper Headon y Mick Jones.

A tan solo diez días para que se cumpla el décimo aniversario de la muerte de Joe Strummer, recuperamos Westway to the World, el documental sobre The Clash dirigido por Don Letts en el año 2000. Grupo de referencia durante la primera ola del punk británico, supieron reinventarse gracias a su mentalidad abierta y a saber ensamblar las diferentes sensibilidades musicales de la formación clásica: Joe Strummer (Rythm & Blues), Mick Jones (rock, sonidos de vanguardia), Paul Simonon (reggae) y Topper Headon (soul).

El documental está elaborado sobre una serie de entrevistas personales, realizadas todas ellas ex profeso para el reportaje, a Strummer, Jones, Simonon, Headon, los que fueran miembros originales Keith Levene y Terry Chimes, y diferentes productores y fotógrafos que trabajaron con la banda. Los comentarios se combinan con actuaciones en directo e imágenes de la época que relatan en orden cronológico el recorrido de The Clash desde sus inicios hasta su disolución. Todo ello da una visión global de uno de los grupos de ROCK más influyentes de la historia.

A lo largo de los 80 minutos de Westway to the World (en referencia a la autopista inaugurada en 1970 que une el céntrico barrio londinense de Paddington con el de North Kensington, al oeste de la capital) los protagonistas hablan  también de sus vidas personales antes de conocerse, de sus infancias, estudios, experiencias personales, expectativas… y de cómo esto unido a la caótica situación social del país repercutió en los jóvenes británicos, en la creación del movimiento punk y, en un plano más personal, en el activismo político de The Clash.

También se exponen las influencias musicales externas, como el local The Roxy (donde pinchaba el director del documental, Don Letts), el contrato con la CBS (compañía que les denominó “the only band that matters” -“la única banda que importa” debido a que el grupo nunca se desvió de sus ideales ni de sus costumbres por buscar beneficios personales) o actuaciones  históricas como la primera de un grupo punk en el Rainbow Theatre en 1977; la de Victoria Park en el “Rock Against Racism” de 1978 ante decenas de miles de personas; o los 17 conciertos consecutivos en el Bonds Casino de New York en 1981. Del mismo modo son valiosas las declaraciones del batería Topper Headon, que fue expulsado en 1982 por ser drogodependiente (abusaba del consumo de heroína), en las que se siente arrepentido de su actitud y pide perdón por los daños ocasionados a sus compañeros.

Como pero, es significativa la ausencia de Bernie Rhodes, manager de la banda (1976-78/1981-86) que tuvo gran repercusión en el grupo como explica el propio Strummer: “Fuera lo que fuera The Clash, tenía que ver con Bernie Rhodes. Esto lo mantendré siempre, para bien o para mal”. 

Tras la grabación del documental hubo un acercamiento entre los componentes originales de The Clash, pero la repentina e inesperada muerte del cantante y guitarrista Joe Strummer truncó las posibilidades de reunión del grupo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s