Todo seguirá igual


Heavy_MetalHoy 20 de diciembre de 2012 es el día uno, el comienzo de la “Era Heavy” en el Estado español. Eso es al menos lo que parece que nos quieren hacer creer desde el canal televisivo de la carretera de Fuencarral. Como si se tratara del mesías con un programa-concurso mediante, enarbolan con soberbia (y cierto reparo del que no sabe muy bien dónde se mete) la bandera del “heavy” gracias a que Rafa Blas, un chaval que defiende (este sí) con orgullo el estilo musical que siente, ha ganado la competición. Y sin embargo nada va a cambiar. Estas navidades no se van a vender más discos ni camisetas de grupos de ROCK o METAL por este motivo. Con el tiempo quedará como una anécdota, la de aquel chico de pelo largo y ropa negra que ganó un concurso musical de difusión nacional con David Bisbal como coach. Sí, apuesto a que se recuerda más el nombre del triunfito. Una situación que puede evocar, salvando las distancias, a cuando los finlandeses Lordi arrasaron en el Festival de Eurovisión de 2006, donde España se presentó con Las Ketchup. Este país se tomaba a guasa un grupo que aparecía con disfraces de monstruos, plataformas, pirotecnia y ROCK, sin tener en cuenta sus más de diez años de carrera como banda, tres álbumes y el apoyo de un país con una cultura musical (extensible a toda Escandinavia) que se encuentra en las antípodas. La industria y la radiofórmula hace tiempo que dieron la espalda al ROCK más duro en este país, que solo ha sido capaz de hacerle un hueco al Mägo de Oz más comercial y a Héroes del Silencio sin saber muy bien en qué lugar del espectro musical colocarlos. Rafa Blas no será una excepción y habrá que ver hasta que punto se involucra la productora del programa en promocionar el álbum que se ha ganado grabar en una discográfica como Universal. O si le van a permitir grabar con sus compañeros de Nocturnia. O si, ya que España se “ha vuelto tan heavy” se apuesta verdaderamente por el METAL y por el ROCK apoyando no solo a los artistas con contratos y medios técnicos sino también con difusión, promoción, giras y respeto. Lamentablemente la coyuntura económica actual les posibilita acceder a todo tipo de excusas para que esto no se realice.

Rafa Blas.

Rafa Blas.

No debemos olvidar que entre los cuatro finalistas también se encuentra Maika Barbero, una mujer con una voz muy personal que también disfruta interpretando ROCK. Por eso, los que llevamos prácticamente toda la vida escuchando música pero que seguimos especialmente el ROCK y el METAL sabemos que todo va a seguir igual. Que España no es heavy. Porque, ¿qué es ser “heavy”? La respuesta no es tan sencilla como parece. Desde luego no lo es escuchar un par de canciones de Bon Jovi, Europe, AC/DC y (los/as más “atrevidos/as”) Metallica. No es hacer cuernos para las fotos, poner cara de mala leche, vestirse de negro o dejarse el pelo largo. Decir que te gustan las baladas de Scorpions o Metallica tampoco te hace “heavy”, ni mucho menos. Con esto quizás hayamos descartado a todos/as aquellos/as que ayer creían haberse adentrado en el mundo de las tinieblas, menos a Rosario Flores que aún mantendrá aquello que le dijo a Rafa en el momento de la elección: “Eh, ¡que yo también soy “heavy”, aunque no lo parezca!”. No seré yo quien lo niegue, pero efectivamente, no lo parece lo mires por donde lo mires.

Mientras escribo la entrada llegan comunicados oficiales que a buen seguro van a alimentar esta polémica. Resulta que anoche Rafa Blas interpretó una versión de la canción original de Mecano “Hijo de la luna”. La producción del programa  presentó la adaptación como propia. Sin embargo el grupo Stavaganzza realizó todos los arreglos que se escucharon en la versión de ayer en 2006 para el disco “Hijo del miedo”. Tanto el cantante Leo Jiménez (Stravaganzza, Saratoga, Leo/037) como la compañía discográfica Avispa han denunciado con sendos comunicados el hecho de que no se mencionara en la gala la autoría de la versión, acto que no han dudado en catalogar de “injusticia” y por el que han mostrado “pena” e “indignación”. Un incidente que, sin duda alguna, perjudica a todas las partes.

Así que definitivamente podemos asegurar que el Estado español no es “heavy”… musicalmente hablando, ya que en otras materias (que no corresponde tratar en este blog) España es metal extremo, haciendo válido el símil. Es más, si este país se hubiese vuelto “heavy” estoy convencido de que solo nos quedaría un día para disfrutarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s