“El arquitecto” abandona la casa del ROCK


Little Richard se despide.

Little Richard se despide.

“El arquitecto” ha dicho basta. Richard Wayne Penniman, más conocido como Little Richard, deja entrever en una entrevista a la edición estadounidense de la revista Rolling Stone (firmada por Neil Strauss) que es difícil que vaya continuar con su carrera musical a sus 80 años. “Ya terminé, de alguna forma, porque no tengo ánimos de nada ahora”. El retiro, si es cierto, no debe considerarse una sorpresa. En los últimos años el que fuera uno de los pioneros del rock actúa en una silla, una suerte de trono dorado, que sus roadies empujan hasta el piano al comienzo de los conciertos. Una más de sus excentricidades, se podría pensar. Ya en una actuación en junio de 2012 se vio obligado a cancelar el concierto una vez comenzado por problemas de salud. Siempre intentó borrar las huellas del tiempo en su rostro pero es más difícil hacerlo ante la decadencia física. Y Little Richard es menos Little Richard cuando no imprime toda su fuerza vital en las teclas de su piano. Su perfecta dentadura no se muestra ya tan alegre tras la sempiterna sonrisa, sus gestos son torpes y forzados. Probablemente su propia vanidad le haya hecho tomar esta decisión. Siente que ya no está a la altura de su nombre. Carisma, eso sí, sigue derrochando a raudales.

“Ricardito” pertenece a la primera generación de rockeros que revolucionaron la música y de la que apenas quedan vivos otros dos representantes. Jerry Lee Lewis (77 años), “The killer”, sigue componiendo y actuando, alargando una carrera marcada tempranamente por los escándalos y que jamás supo/pudo reconducir para reclamar el prestigio merecido. El legendario Chuck Berry ofrece conciertos con más pena que gloria, debido a los achaques producto de sus 86 años. “El rey negro del ROCK”, primer guitar hero de la historia, quizás el primer aglutinador de todos los elementos del género, se resiste a abandonar los escenarios a pesar de algunos contratiempos.

little richard youngEl inexorable paso del tiempo y su delicado estado de salud (problemas respiratorios, de cadera y de ciática, entre otros) son la razón por la que Little Richard medita sobre una retirada musical definitiva, aunque desde luego no ha sido la única. Una vida llena de idas y venidas debido a la lucha interna que ha mantenido entre su ferviente fe religiosa y su condición sexual. Nacido a comienzos de la década de los 30, en plena depresión económica, de familia humilde (tercero de doce hermanos) y para más inri en Georgia, estado sureño donde los habitantes de raza negra no lo tenían especialmente fácil. A esto habría que añadir las inclinaciones homosexuales del joven Penniman. Un cóctel demasiado explosivo para su padre, un destilador ilegal de whisky, que lo echa de casa a los 13 años. En ese momento empieza a forjarse la leyenda, actuando en bares y tugurios para ganarse la vida. El gospel fue su primera influencia, como también lo serían el vodeville, el blues y el country. Después vendría el local Tick Tock (de la familia que lo acogió, los Johnson); el concurso local ganado en 1951 y que le permitió grabar con RCA; The Upsetters (su primer grupo) y las grabaciones con Specialty Records. Y de ahí el éxito con “Tutti Frutti” (canción a la que tuvo que cambiarle la letra original por su explícito contenido homosexual, y famosa por la apertura onomatopéyica “A-wop-bom-a-loo-mop-a-lomp-bom-bom!” “¡A-uam-ba-buluba-balam-bambu!”) “Long tall Sally”, “Keep-a-knockin'”, “Send me some lovin'”, “Slippin’ and slidin”,  “Lucille”, “Jenny, Jenny”, “Rip it up”, Good Golly, Miss Molly o “Bama lama, bama loo”. Un auténtico animal escénico, torbellino inagotable que unido a su carácter insolente, transgresor y desparpajo natural crearon al hombre que fue Prince antes incluso de que Prince naciera.  

En plena euforia setentera.

En plena euforia setentera.

Todo parecía irle rodado pero en 1957 (había grabado por fin su primer LP), en pleno apogeo, abandonó la música por la religión. Finalizó prematuramente una gira australiana para internarse en la Oakwood Universityuna universidad privada de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Alabama, donde estudió Teología y se hizo ministro pentecostal. De esta época es su famosa frase “Rock n Roll is evil, because Rock n Roll makes you take drugs, and drugs turn you into a homosexual” (El Rock n Roll es malvado, porque hace que tomes drogas y las drogas te convierten en homosexual). Regresa al gospel a pesar de que durante su retiro espiritual se publican temas rockeros grabados anteriormente. Sin embargo a lo largo de la década de los 60 coqueteó puntualmente con el cine y regularmente con su gran pasión, el R&R, y a comienzos de los ’70 vuelve con gran energía grabando varios discos en poco tiempo.  Pero en 1977 el autodenominado “Predicante Rey del Rock & Roll, Rythm & Blues y Soul” quiso volver a hacer espíritu de enmienda. Sufrió una grave crisis existencial ocasionada por el fallecimiento de uno de sus hermanos, y sus continuos excesos, tanto sexuales como de sustancias estupefacientes. Volvió a recluirse en la iglesia para limpiar cuerpo y mente. La veleta giraba de nuevo dirección fe.

Retornó a la vida pública a mediados de los ’80, al tiempo en que era admitido en el Salón de la Fama de la Música de Georgia, el Salón de la Fama del Rockabilly y en la primera ceremonia de admisión del Salón de la Fama del Rock and Roll. Desde entonces, un par de álbumes inéditos (el último “Shake It All About” de 1992, un disco de canciones para niños pero al estilo rockero de Little Richard), innumerables colaboraciones, mucho cine y televisión (sobre todo en los ’90) y numerosos premios y reconocimientos, como el Grammy (1993) a toda su carrera, el Premio al Mérito de la Música Americana (1997) o la estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood (1990). Además la revista Rolling Stone calificó a Little Richard como el “octavo mejor artista de todos los tiempos” en una lista confeccionada en 2004.

"La reina del rock" es otro de los innumerables apelativos que ha tenido.

“La reina del rock” es otro de los innumerables apelativos que ha tenido.

Figura fundamental en la difusión y éxito del rock& roll, también lo fue en el surgimiento del soul y el funk. Incordio y azote del poder político de su país por su doble condición de negro y homosexual, siempre supo que competía en inferioridad de condiciones, y por ende, que obtenía menos fama y notoriedad que Jerry Lee Lewis o Elvis a pesar de merecerla. No obstante, artistas como Jimi Hendrix, Tina Turner, The Beatles, The Rolling Stones, Quincy Jones, James Brown, David Bowie y por supuesto Prince, han reconocido la influencia del arquitecto del rock. Ian Gillan vocalista de Deep Purple incluso compuso un tema en su honor titulado “Speed king” con retazos de letras de algunas de sus canciones.

Nos encontramos ante los últimos coletazos de una leyenda. Repasada su carrera no se puede asegurar un adiós definitivo aunque su deteriorada salud quizás no le deje otra alternativa. Acaso un disco de temas clásicos regrabados o un concierto homenaje. Sus palabras suenan lastimeras, como solicitando la atención del público y de la historia y reivindicándose a sí mismo. “Creo que mi legado debe ser que cuando empecé en la música no existía el rock’n’roll. Estaba el swing and sway con Sammy Kaye. Estaba John Lee Hooker, Elmore James y, después, Chuck Berry. Pero cuando empecé con ‘Tutti frutti’, ahí es cuando el rock golpeó de verdad, con el a-wop-bob-a-loo-bop-a-lop-bam-boom“, afirma Richard. “Cuando veo a la gente de hoy día, no lo saben. Soy el quásar del rock. Había otro tipo en Atlanta, Billy Wright, pero yo lo comencé”.

Su estilo salvaje y desenfadado unido a sus extravagantes trajes e imposibles peinados y maquillajes para la puritana sociedad estadounidense de la época, le abrieron la puerta de la fama y un lugar exclusivo en la historia del rock. Pase lo que pase a partir de ahora, larga vida a Little Richard por su más de 60 años al servicio del ROCK & ROLL.

littlerichardhighres old

En una de sus últimas actuaciones, siempre sonriente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s