El minuto de gloria de Thomas Scot Halpin


ticketEl 20 de noviembre de 1973 tuvo lugar en el Cow Palace de San Francisco una de esas anécdotas en las que a todo seguidor de un grupo le gustaría verse envuelto. THE WHO iniciaban en la ciudad californiana la gira estadounidense para la presentación del disco “Quadrophenia” titulada “Fallout shelter” (la cual sería tildada por la revista Rolling Stone como “espeluznante, sobrecogedora y confusa”) cuando al bueno de Keith Moon, gran aficionado a los explosivos y a consumir todo tipo de sustancias, no se le ocurrió otra cosa que tomar antes del show una considerable cantidad de tranquilizantes para caballo (otras informaciones hablan de otros animales) aderezados con una buena dosis de brandy. Poco más de una hora después de iniciado el concierto la mezcla hizo efecto y Moon cayó desplomado sobre su batería en medio de Won’t get fooled again. Los roadies lo sacaron del escenario y tras media hora de suspensión consiguieron reanimarlo a base de ducha fría y una inyección de cortisona, método que ya les había funcionado en otras ocasiones. Sin embargo a los pocos minutos Keith Moon volvió a desmayarse mientras tocaban “Magic Bus”, ya definitivamente. Sigue leyendo

Anuncios