Rock de Estadio. We are the champions


Disfraces, maquillaje, pirotecnia y una estudiada coreografía también forma parte del repertorio de KISS.

A finales de los años 70 se empezó a gestar una revolución en la forma de entender la industria musical. En algunos casos (no en todos) primaba más la espectacularidad del directo y la capacidad de vender productos relacionados (merchandising) que la capacidad virtuosa de los artistas. Led Zeppelin, un grupo con con talento fuera de toda duda, comenzó la era del Rock de estadio la quinta época que nos presenta la BBC en su documental sobre “Las siete edades del Rock”. Kiss y Queen, con espectáculos en directo mucho más elaborados, le dieron continuidad y consiguieron cotas de popularidad inimaginables a nivel mundial, llenando estadios en cualquier parte del globo. Sigue leyendo

Anuncios

The Darkness “Hot cakes” ¡Nada les va a parar!


Se ha hecho de rogar pero finalmente “Hot cakes” está aquí. Siete años han pasado desde que los ingleses The Darkness publicaran “One way ticket to hell”, un segundo trabajo infravalorado (a buen seguro por el tremendo éxito y soplo de aire fresco que supuso “Permission to land”, una ópera prima verdaderamente espectacular) a la par de sobreproducido. Embriagados por el éxito, y por qué no decirlo, por las drogas, el cuarteto de Lowestoft se fue desintegrando hasta que incluso los hermanos Hawkins dejaran de hablarse. La rehabilitación ha sido dura, tanto la que tuvo lugar en la clínica de desintoxicación a la que acudió Justin, alma y líder del grupo, como la de las amistades perdidas por los excesos. Entre medias, dos correctos albumes, “Silver spoons & broken bones” de Stone Gods, con Dan Hawkins y Ed Graham, alejado en cierto modo del sonido que les hizo famosos; y “Red Light Fever” del grupo Hot Leg capitaneado por el siempre excesivo Justin Hawkins y más fiel… a sí mismo. 

Cual “Angel of retribution” de Judas Priest (salvando las distancias, obviamente) The Darkness se ha reunido con los cuatro miembros originales para demostrar que no están ni mucho menos acabados y que su propuesta se basa en patear culos a base de buenas dosis de rock setentero y ochentero aderezadas con agudos  imposibles y actitud irreverente. Con “Hot cakes”, desde luego han dado un paso firme para recuperar el tiempo perdido. Y lo han hecho no retomándolo en el momento que todo se fue al garete, sino empezando desde el principio como si (casi) nada hubiese pasado (y es que la sombra de “Permission to land” siempre será muy alargada). Sigue leyendo

Cuando la “marca” está por encima de todo lo demás


Ríos de tinta están corriendo con la expulsión de Geoff Tate de Queensrÿche, banda a la que ha pertenecido los últimos 29 años. Una de las formaciones más solidas en cuanto a integrantes (cuatro de los cinco miembros fundadores aún pertenecían al grupo hasta este episodio) ha terminado por estallar, si bien es cierto que llevaban varios años con el norte perdido. Quizás haya que viajar hasta 1997, año en el que Chris DeGarmo guitarrista y miembro fundador abandona el grupo por algo más que diferencias musicales con Geoff Tate. A partir de ahí todo un sinfín de problemas que no tienen visos de terminar a pesar de la expulsión. Y es que ahora Queensrÿche está metido en un proceso judicial por los derechos del nombre que Tate considera suyos. Sin duda la marca “Queensrÿche” va a quedar seriamente dañada y será complicado hacerla emerger. Sigue leyendo