“Imposible” es un estado mental


Rick Allen tocando su batería electrónica.

Hace unos días leía un artículo en la versión digital de un diario deportivo con motivo de los Juegos Paralímpicos. En él presentaban a Matt Stutzman, un arquero estadounidense que no tiene brazos y que ha tenido que aprender a hacer de todo con los pies. Stutzman afirma que sus padres le inculcaron desde pequeño que “imposible es un estado mental, una lección que me ha servido mucho en la vida y que trato de transmitir junto a mi mujer a nuestros dos hijos”. Cientos de historias similares de superación podemos encontrar no sólo entre los participantes de ese evento deportivo (prácticamente invisibles para medios de comunicación o políticos cuando no ganan medallas para “la causa”) sino también en cualquier segmento de la población.

¿Y en la música? Por supuesto. Enfermedades degenerativas, discapacidades físicas o psíquicas congénitas o accidentes con graves consecuencias no escapan al mundo de la música en general ni al del rock en particular, que es dónde nos vamos a centrar. Sigue leyendo

Anuncios